“Twittadicta”

Twitter

Fuente: Wikimedia

Siempre he sido una aficionada a las redes sociales, he probado mil diferentes, hasta que al final me he quedado con cuatro – Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.

Sin embargo, nunca, nunca, nunca he llegado a usar Twitter tanto como ahora. Estamos, como cada semestre de exámenes. Pero, sinceramente, el segundo semestre de 3º es el peor, con diferencia. Y ahora, en época de exámenes, estoy constantemente delante de apuntes, resumiendo, leyendo, estudiando. Creo que nunca he estudiado tanto y jamás me he hecho ningún resumen. Por lo tanto, os podéis imaginar el tiempo que tengo para informarme. Tiende a cero y va bajando. Y justo ahora, cuando menos tiempo tengo es cuando más necesidad de estar informada tengo. Murphy, claramente. Sí, estudio Periodismo, debería tener esa necesidad siempre, pero creo que no la he “descubierto” hasta ahora, al menos no con ese ímpetu. Una cosa muy rara.

Y dado que no tengo tiempo, ¿qué hago? Pues meterme en Twitter y bajar mi timeline. Dado que casi siempre lo miro en el móvil, apenas abro ningún enlace porque me desespera la lentitud que tiene mi móvil a veces y muchas páginas, a estas alturas, todavía no son aptas para móviles. Y eso me exaspera. Así que, táctica de “luego lo leo en el ordenador” y nunca lo lees porque se te olvida. Para evitar eso me apunto los enlaces en Evernote, peeeeeeero, se me olvida que he apuntado algo cuando llego a casa. Así que, muchas veces no consigo leer más allá de los tweets. Y no, no estoy para nada informada. Claro que sabes algo más, te sabes ya los escaños de las Elecciones Europeas 2014 de memoria porque las has leído 30 veces en 30 cuentas diferentes. Te encuentras con tweets tontos que te hacen pensar por que sigues a determinada persona. ¿Pero informado? Ni de lejos. Eso sí, miras el Twitter en cada momento libre que tienes fuera de casa, esperando a tus amigos, en el supermercado mientras esperas en la caja o en el autobús. Cualquier rato libre es un intento de saber lo que ocurre en el mundo.

También me he dado cuenta de que desde que estoy de exámenes interactúo mucho más con la gente por Twitter. Ya lo hacía antes, pero ahora mucho más. Es como una especie de llamada de socorro, un “hola, sigo aquí, no he muerto entre tanto papel”. Y te hace la mayor ilusión del mundo cuando alguien te contesta o te retuitea o marca un tweet tuyo como favorito. En cierto modo, se convierte en sustituto del contacto humano, otra forma de vida social. De verdad, menos mal que es temporal, al menos para mí…

Espero que los exámenes terminen pronto. Seguiré leyendo en Twitter, pero al menos podré leer artículos y análisis cuándo y cuánto quiero. Vamos a comprobar si mi necesidad de información sigue o si es solo algo pasajero. Pero, mejor lo primero, ¿no?

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s