El hundimiento de ADAC

Si hay una cosa que parece definir, de momento, al año 2014, es la cantidad de descubrimientos de corrupción, fraude fiscal, plagio en tesis doctorales y engaños. Al menos, esa sensación se tiene, cuando uno abre el periódico en Alemania. Eso genera desconfianza y escepticismo por parte de los ciudadanos. Nadie parece librarse. Tampoco el club automovilístico alemán ADAC. Con más de 18 millones de abonados, era el club más importante en Alemania.

ADAC-Fuente-de.wikipedia.org

Fuente: Wikipedia

El 14 de enero se publicó en el diario alemán Sueddeutsche Zeitung un artículo, en el cual informaban a sus lectores de la sospecha de que ADAC había manipulado durante años las cifras para el premio al coche del año Gelber Engel (Ángel Amarillo). Los votos provienen de los lectores de la revista ADAC Motorwelt, una revista de coches de la propia institución. En la elección al coche del año 2013, supuestamente 290.000 lectores habían dado su voto. Así lo había publicado ADAC en la resolución del premio. Sin embargo, las cifras oficiales parecían estar alrededor de 74.000 votos. En la elección al coche de 2014, directamente se omitían las cifras de la participación de su clientela. El resto de la prensa alemana recogió dicha sospecha y comenzaban a investigar.

Al parecer, el plan de crisis de esta empresa o era inexistente o muy malo, porque en un primer momento no hicieron nada. Y después, se negaba todo, varios portavoces desmentían una posible manipulación de datos. Cuatro días después, el 18 de enero, el redactor jefe de ADAC Motorwelt, Michael Ramstetter, reconoció dicha manipulación y lamentaba haber hundido la credibilidad de la empresa. Fue el primero en caer después de que se destapaba este escándalo. Pero no fue el único. El 10 de abril dimitió el entonces presidente de ADAC, Peter Mayer. Finalmente, a principios de abril, se despidió al antiguo gerente, Karl Obermair. Pero no solo se ha despedido a la cúpula directiva de la institución, sino que cerca de 200.000 abonados se han dado de baja.

Como si todo lo anteriormente dicho fuera poco, ADAC ya se encuentra en el siguiente escándalo. Durante años hacían publicidad con su “buenísimo” servicio de auxilio en carretera, intentaban ganar nuevos abonados anunciando rapidez en la ayuda. Sin embargo, ahora parece que antes de ayudar a sus propios abonados, ayudaban a personas con coches de las grandes marcas, aquellas marcas que aportaban mucho dinero al servicio de auxilio en carretera. Como en el primer escándalo, primero se niega, ahora ya no están tan seguros.

Queda por ver, qué pasará y cómo acaba esta gran crisis tan mal gestionada para el ADAC.

 

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s